Cuando un email se va a “no deseados” en campañas de Email Marketing

Con eso de que ahora el Marketing de Contenidos es uno de los enfoques principales de comunicación para 2017 y que hasta el Guest Blogging será una tendencia todos queremos aprovechar al máximo los esfuerzos. Y es que hay que decirlo: hacer un post en un blog es difícil. Toma más tiempo del que uno a veces quisiera y por lo tanto vale la pena maximizar el alcance de dichas publicaciones.

Aún recuerdo aquellos “mozos años” en que pasada por el primer semestre de la universidad y a diario publicaba en este blog más de un post al día. Una época dorada que hoy simplemente es historia. Lo cierto es que “ya lo pasado, pasado” como diría mi tocayo José José y hoy queda hacer la tarea para darle la relevancia que requieren las publicaciones. De allí que también el Email Marketing vuelva a activarse como una estrategia de atracción de acuerdo al enfoque Inbound.

Pero… ¿Que pasa cuando mis boletines se van a buzón no deseado (ósea spam) y en teoría TODO esta bien?

Me acaba de suceder y por eso un motivo más que suficiente para documentar la solución en este articulo.

El Verificador de Mail Relay

La verdad es que la herramienta estrella fue el verificador que MailRelay ofrece. Es una herramienta gratuita que evalúa los aspectos de envío de un boletín. No es para verificar si una cuenta de correo es valida o no, sino que es un verificador que valida que un envío cumpla con normas de autenticación que eviten que un envío sea clasificado como no deseado. He testeado la herramienta con Mailchimp y MailRelay y me ha funcionado bastante bien.

El protocolo SPF

Estos son registros que alguna veces se requieren para que los envíos lleguen a su destino. Sobre todo estos son útiles cuando algún spammer hace envíos en nombre de nuestro dominio sin ser en realidad administrador del mismo.  Este es el caso de que algunas veces en nuestros buzones de spam aparecen correos supuestamente enviados desde dominios como “google” o “facebook” siendo en realidad enviados por spammer. Los lectores de emails ven que desde donde se envía el email no coincide con el dominio y los manda a buzón. Esto es lo que hacen los registros SPF. Son muy fáciles de implementar y acá hay un post que lo explica a detalle.

El sistema DKIM

Esta es una tecnología de autenticación que por sus funcionalidades resulta muy útil para evitar recibir SPAM. Nuevamente estando del lado de marketing debemos autenticar nuestros envíos a través del mismo, si detectamos que hay problemas al momento de hacer envíos en estrategias de email marketing.

Desde MailRelay dan una buena explicación de su utilidad.

Como comentaba al inicio, teníamos este problema con un proyecto. Hoy por hoy los envíos funcionan a la perfección añadiendo estas autenticaciones.

Quizá te pueda interesar >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *