El día que Terminé de confirmar que el Smartphone es un Lastre

La verdad es que lo venia pensando desde hace meses. Pero creo que llego ese día en que finalmente confirmo que el Smartphone es un lastre y que pronto (espero yo) desaparezca. Ahora bien, escribo estas líneas no porque odie a algún fabricante de estos dispositivos o porque haya tenido una mala experiencia en general, sino escribo estas líneas porque el futuro no puede ser condicionado a las limitantes que los Smartphones tienen.

Dolor corporal

El dolor es una buena señal porque nos demuestra cuando algo nos hace daño y en ese sentido ahora para mi es muy común tener cierto dolor de brazos por utilizar el Smartphone. Se que mi trabajo requiere un uso intenso de tecnología y por lo mismo acepto este hecho y conscientemente trato de no utilizarlo mucho (aunque inconscientemente siempre tengo el deseo de utilizarlo). Lo cierto es que en general a las personas les causa dolor utilizar mucho tiempo el dispositivo. Ya sea de brazos, de cuello por la postura o incluso otras dolencias más “extrañas” aunque hoy soy de lo más común como el PVS (Emma Henderson en un reportaje del periódico Independent de Inglaterra confirmaba que 90% de las personas sufren este problema al tener el dispositivo en el bolsillo).

Limitación de una mano

Con el smartphone en una mano es más complicado andar caminando, manejando el vehículo (creo que esto es algo que todos somos culpables y nadie puede decir que no haya visto su móvil mientras maneja a pesar de ser una causa de gran incidencia en accidentes automovilísticos), e incluso hablar ahora es más complicado! Si…. aún recuerdo la época gloriosa de dispositivos móviles como el V60 que eran tan pequeños y cómodos. Y es que si nuestro smartphone no es grande y pesado pierde sentido tanto poder ya que luego no nos facilita la utilización de aplicaciones que requieren todo ese espacio visual.

Tendremos un futuro de HyperConectividad

Si… visitaremos Faceboook las 24 horas del día pero ya no con un Smartphone sino con nuestra mente, con nuestros pensamientos. A través de interfaces que “ya no dañarán” nuestro cuerpo ni nuestra visión. Esto fue confirmado este año en el evento F8 [Mark Zuckerberg: The end of smartphones and TVs is coming, World Economic Forum] y dado que no solo Facebook busca lograr esto (cosa que existe en este potencial mercado y que llamamos competencia generada en este caso por Elon Musk y su nueva empresa llamada Neuralink) parece que es un tema que si tendrá los suficientes incentivos para ser desarrollado.

El tema se analizaba levemente en años anteriores pero hoy ya se discute con más seriedad y quien sabe… quizá en 4 años estaré escribiendo en este blog a través de alguna interfaz “mental”.

Quizá te pueda interesar >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *