El salario no nos hace felices

Justo ayer estando en un curso de Cómo Hablar en Público conversaba con alguien que no necesariamente tener un buen salario hacia que las personas fueran fieles a la empresa donde trabajan o fueran felices.

Las personas son felices en sus trabajos cuando estos se alinean a su pasión y cuando las personas se sienten parte de un equipo que hace algo que trasciende.

Creo que el principio de hacer grandes marcas y lograr grandes resultados parte de invertir en uno mismo. Invertir en la gente que trabaja en la compañía porque son el recurso más valioso.

Ironicamente cuando uno se enfoca en aspectos como la trascendencia y la pasión resulta que se empieza a generar mayor prosperidad. Sospecho que la clave del éxito es ser prospero, pero no me refiero sólo al dinero, me refiero a la capacidad de tener una vida plena en todo sentido.

Quizá te pueda interesar >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *