¿Por qué le tenemos miedo a la Inteligencia Artificial?

Una de las cosas que me parecieron más interesante luego de analizar las tendencias de Search a nivel global de los últimos 14 años era ver que el tema de Inteligencia Artificial estuvo muy de moda a inicios de los años 2000, luego a partir de 2007 se perdió el interés por el tema y ahora nuevamente a partir de 2015 ha sido algo que ha dado mucho de que hablar. 

Lo curioso e incluso divertido del asunto, es el miedo que despierta. No falta quien asegure (incluso yo mismo en algunos casos) que un par de trabajos se perderán gracias a los avances de la tecnología… pero de momento no serán millones y no generarán perdidas económicas, al contrario, los avances tecnológicos nos están llevando a crecer económicamente a una buena parte de los seres humanos.  Escribí ampliamente del tema en una reflexión sobre la Innovación Disruptiva, como estrategia para enfrentar a la Inteligencia Artificial ( y otros avances ).

Aún así el miedo no deja de estar porque claro, películas como Terminator nos hacen creer que puede llegar un día en que las maquinas se “revelen” y quieran imponerse como la raza superior. Algo por supuesto demasiado lejos de la realidad.

Hay cosas que si nos deberían de dar miedo relacionadas con la tecnología y estas son:

  1. La adicción que tenemos a la red: ahora es muy díficil estar desconectados. Si en mi caso me quedo sin conexión aún con toda la info que tengo en mi ordenador, siento que no me sirve para nada. Como recuerdo mis años de adolescencia donde no tuve internet en mi casa… y aún así pasaba todo el día sobre la computadora. Me queda la gran duda de que me la pasaba haciendo.
  2. La discriminación de los algoritmos: dado que la tecnología se basa en algoritmos que son procesos que siguen pasos lógicos basados en condiciones que se pueden o no cumplir… estos procesos por supuesto que tienen errores y esto es algo que preocupa mucho al mundo de la ciencia. En el futuro, si las máquinas toman las decisiones habrá que prestar mucho ojo a que los algoritmos vayan mejorando porque de lo contrario se generará mucha discriminación en los procesos afectando drásticamente a personas que por alguna razón estén fuera de lo normal.
  3. Perder el sentido común: las máquinas aún no tienen corazonadas, aún no poseen creatividad, aún no tienen sentido común. Mientras que un trabajo requiera de sentido común aún se esta lejos de perder el trabajo por la tecnología.

La Inteligencia Artificial es un mundo fascinante, aún así es nuestra responsabilidad seguirla desarrollando considerando estos tres aspectos.

Quizá te pueda interesar >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *