Coronavirus: guía para identificar información falsa que se publica en redes

Entrevista publicada en el periódico Prensa Libre el 22 de Mayo de 2020.

Las fake news o bulos no son un fenómeno nuevo. De acuerdo con Luis Lubeck, investigador de Esset Latinoamérica, el término se refiere al sensacionalismo o la falsa información que se difunde bajo la apariencia de una cobertura periodística.

Los motivos para difundir desinformación son muchos e incluyen objetivos políticos, autopromoción, atraer la atención como parte de algún modelo de negocio, estafas e incluso bromas virales. Quienes lo hacen, juegan con las emociones, los miedos, los prejuicios y la ignorancia, y afirman aportar significado y certeza a una realidad que es compleja, desafiante y cambia rápidamente.

Pero no todos los usuarios comparten con malicia. Hay personas que divulgan sin ningún sentido crítico contenido dudoso.

Las redes sociales son el lugar perfecto donde la informacion falsa se distribuye, al igual que las aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp y Telegram, entre otras.

“Se ha visto un crecimiento importante en el uso de información falsa para atraer víctimas en estafas digitales, desde robo de información, de datos financieros y hasta para la propagación de malware en falsos mapas de propagación de la pandemia”, comenta Lubeck.

Expertos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) confirmaron que este tipo de contenido falso tiene un 70 por ciento más de probabilidades de viralizarse que las noticias, y esto por el factor psicológico al que apuntan.

La información falsa más vista alrededor del tema del covid-19 es la relacionada a supuestas curas, tratamientos o vacunas; así como aquellas que hablan de supuestas asistencias para los afectados.

Medios formales

Las audiencias de internet se han vuelto más conscientes sobre la información que consumen y comparten. Es por ello que los expertos en temas de verificación de noticias y seguridad informática recomiendan esperar que la información sea publicada por medios de comunicación formales y con una trayectoria de amplia credibilidad antes de tomarla como verdadera.

De acuerdo con José Kont, director de ejecutivo de ilifebelt, firma dedicada al mercadeo y la comunicación digital, los medios de comunicación tradicionales han recuperado la confianza, ya que antes de la pandemia eso se había diluido.

“El usuario se ha vuelto crítico y exigente con la información digital por todo el ruido que existe. Ahora es como un auditor de contenidos y siente placer en verificar si un contenido es cierto o falso”, comenta Kont.

En el informe Cómo el guatemalteco ha cambiado su comportamiento digital, publicado el 17 de abril por ilifebelt, se detalla que Prensa Libre se posiciona entre los medios de mayor crecimiento.

El documento indica que este posicionamiento se debe a diversos factores, desde frecuencia de publicaciones y cobertura nacional hasta el tono de mensaje y tipo de fotografía.

Iniciativas

Chequeado.com es una plataforma que congrega a verificadores expertos de Latinoamérica para que compartan la información que producen.

La Unesco también trabaja para que las personas adquieran un sentido más crítico con lo que se les ofrece en línea, de modo que sean menos propensas a creer y difundir falsedades.

Para contrarrestar la desinformación, la agencia usa en Twitter las etiquetas #ComparteConocimientos, #PiensaAntesDeCompartir y #PiensaAntesDeHacerClick. Además señala que los derechos a la libertad de expresión y de acceso a la información son los mejores recursos a los peligros de la desinformación, por lo que insta a los Gobiernos a ser transparentes con la información.

Facebook también se suma a la lucha contra la desinformación y recientemente anunció que comenzará a alertar a los usuarios que hayan interactuado con información errónea sobre el coronavirus.

De esa cuenta, los usuarios que hayan reaccionado o comentado en una publicación con información errónea o engañosa sobre el coronavirus, serán redirigidos a un sitio web de la Organización Mundial de la Salud que desmiente los mitos sobre la pandemia.

Google también lleva a cabo acciones para combatir la desinformación, por lo que desde que inició el brote de covid-19 lanzó en el buscador una experiencia organizada que permite acceder directamente a las últimas noticias al respecto.

Desde YouTube colocaron paneles con información global de la OMS que aparece en búsquedas relacionadas a salud.

Desde marzo del año pasado está activa la página Google Fact Check Explorer, un sitio creado por la empresa para ayudar a los usuarios a verificar alguna información cuando consideren que podría ser falsa. El sitio cuenta con una barra de búsqueda en la que el usuario escribe el tema o el nombre del personaje que figura en la información de la cual sospecha.

En los resultados se mostrarán los enlaces detectados en relación al término de búsqueda y el sitio indicará si es real o falso. Además, permite elegir el idioma de los resultados de la búsqueda.

Quizá te pueda interesar >>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *